Descubriendo Thailandia – Krabi

Cruzando Thailandia en avión

Tomamos un vuelo directo desde Chiang Mai cruzando Thailandia de Norte a Sur hasta Krabi. Esta fue nuestra última etapa de un circuito “típico” por Thailandia.

Lo bueno de Thailandia es que si no dispones de mucho tiempo puedes desplazarte rápidamente en avión de un lugar a otro.

A Krabi también llegamos de noche después de ver una hermosa puesta de sol desde el avión.

img_0452

En Krabi nos alojamos en hotel Centara Anda Dhevi, muy bien ubicado y cómodo y a pocos metros de la playa de Ao Nang – bastante turística. Al llegar de noche a un lugar me conozco me siento un poco desorientado y es a la mañana siguiente que comienzo a ubicarme.

A pesar de la desorientación salimos a cenar a una marisquería junto al mar y cercana al hotel, muy recomendable aunque fuera para turistas: The Beach Seafood & Grill

El paraíso … saturado de turistas

Desde el mismo hotel ya reservamos una excursión en lancha rápida a las islas Phi phi para el día siguiente. Y así comenzó nuestra experiencia con la masificación turística – y eso que no estábamos todavía en temporada alta: El bus nos vino a recoger a primera hora de la mañana para llevarnos al embarcadero donde unos cuantos cientos de turistas esperábamos nuestras lanchas. Una vez nos embarcamos tuvimos que regresar porque un grupo de turistas jóvenes chinos entraron en pánico por cómo se movía la lancha rápida. Después de dejar al grupo chino en tierra tuvimos que hacer otra parada en una isla de camino para dejar a otro pasajero que se encontraba indispuesto.

Después de las dos paradas no planificadas empezamos a recorrer las islas Phi phi que son un paraíso pero que la masificación turística las está destruyendo. Basta poner el google Maya Bay para ver fotos de la saturación de esta famosa playa (por la película “La Playa”) en Phi phi Lay. Con razón las autoridades thailandesas han decidido cerrar unos cuatro meses al año esta playa para que pueda recuperarse un poco.

Buenas playas alternativas a las Phi-phi

Por suerte, alquilando una barca “Long Tail Boat” desde la playa de Ao Nang en Krabi podemos llegar en pocos minutos a unas playas muy bonitas como las de Raylay y Ao Phra Nang.

Y después de dos días de playa empezó a llover y llover, con lo que aprovechamos para realizar algunas compras, disfrutar de la comida thai y prepararnos para nuestro vuelo de vuelta a casa vía Bangkok y Frankfurt.

img_0493

img_0512

Descubriendo Thailandia – Chiang Mai

Primeras impresiones

Después de nuestra visita a Bangkok tomamos un vuelo doméstico al norte del país, a Chiang Mai. Llegamos de noche y la primera impresión no fue buena, llovía y todo estaba oscuro y cerrado por los funerales del Rey. Además el hotel no era tan lujoso como el Hilton de Bangkok, pero es un hotel correcto, hablamos del Amora Tapae.

Al día siguiente la situación cambió bastante después del desayuno – aunque seguía añorando el desayuno buffet del Hilton – aunque el hotel donde nos quedamos estaba bastante bien ubicado junto al canal que rodea la ciudad antigua de Chiang Mai.

Excursión en moto al monte Doi Suthep

Lo primero que hicimos fue alquilar una moto y subir a la montaña sagrada Doi Suthep. También se puede visitar utilizando el transporte público – furgonetas – que te acercarán al templo Wat Phra That Doi Suthep – pero la moto te da más libertad. Nada más empezar a subir la montaña el paisaje cambia radicalmente y pasamos del bullicio de la ciudad a la calma de los bosques que rodean esta montaña, pudiendo hacer varias paradas antes de visitar el templo. La carretera continua pasado el templo, pasando por el palacio de verano de la familia real y llegando a zonas más silvestres donde se cultiva café.

Recorriendo la ciudad de Chiang Mai

La ciudad se puede recorrer fácilmente caminando o en moto y está llena de templos dentro del recinto amurallado alrededor de la ciudad antigua. No nos podemos ir de Chiang Mai sin probar la gastronomía local que ofrecen los puestos callejeros, sobre todo recorriendo los numerosos mercados nocturnos.

Una alternativa para alojarse dentro del recinto de la muralla es el Log Home Boutique Hotel.

img_0398img_0343

El triángulo de Oro

Desde Chiang Mai resulta muy fácil contratar una excursión de un día completo en mini-bus para visitar el triángulo de Oro – la frontera natural entre Thailandia, Laos y Myanmar (la antigua Birmania) marcada por el rio Mekong.

Antes de llegar al triángulo en la excursión también conoces el Templo Blanco – Wat Rong Khun – en la ciudad de Chiang Rai y el poblado de las mujeres de cuello jirafa.

2018-11-07_19-44-43.png

Santuarios de elefantes

A poca distancia de Chiang Mai – nosotros fuimos en moto (30min aprox) tenemos varios santuarios para ver elefantes, aunque conviene informarse bien para saber si son animales que sufren maltrato debido a las actividades turísticas. En la misma zona se puede visitar la cascada Mae SA.

Un otoño en Mallorca

Con la llegada del otoño – desde finales de octubre a principios de noviembre -Mallorca vuelve a ser “la isla de la calma” como fue conocida hace mucho tiempo.

El otoño marca el fin de la temporada y el cierre de muchos hoteles y comercios que giran entorno al negocio del turismo. Es el momento en que Mallorca entra en un letargo delicioso.

Quizás resulte uno de los mejores momentos para conocer la isla, mucho más relajada y amable con el que la visita. Además fuera de temporada los precios de los vuelos a Mallorca y de los hoteles que quedan abiertos resultan mucho más económicos para realizar una escapada otoñal.

Últimos días de playa y puestas de sol

Si el tiempo acompaña podemos disfrutar de los últimos días de calor en la playa de Es Trenc, sin aglomeraciones y masificación, y darnos el último chapuzón o ver la puesta de sol desde allí, aunque convendrá llevar algo de ropa de abrigo para la tarde.

Además de Es Trenc, cualquier otra playa de Mallorca orientada hacia el sur, nos brindará atardeceres de postal, principalmente las que rodean a la Bahía de Palma.

Playa de Es Trenc – 24 de octubre
Puesta de Sol desde Puig de Ros -7 de octubre

Paseos por la Serra y el campo mallorquín

También podemos realizar un paseo por la Serra de Tramuntana, mucho más tranquila pero igualmente maravillosa, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2011. Empezado por el pueblo de Valldemossa, haciendo una parada en el mirador de “Sa Foradada”, para continuar disfrutando de las vistas desde el cementerio de Deià y finalizando en el puerto de Soller.

Vista de la puesta de sol desde el mirador de “Sa Foradada” – 5 de octubre
Vistas desde el cementerio de Deià – 5 de octubre
Casa en Deià – 5 de octubre
Las montañas de la Serra de Tramuntana vistas desde Deià

Este año, con las lluvias abundantes de las últimas semanas, el campo mallorquín se presenta especialmente verde y hermoso. Esto invita a realizar paseos por los campos que rodean pueblos de la zona sur de la isla como Lluchmajor, Campos o Santanyí.

Redescrubriendo “ciutat”

Palma de Mallorca o “ciutat” como la llaman muchos mallorquines ha transformado su centro histórico con multitud de hoteles boutique, restaurantes y cafés de calidad y buen gusto, alejándola del concepto de ciudad de turismo barato y de sol y playa.

Hotel Ritual El Palmar

En nuestro viaje a la costa de Cádiz – Vejer – descubrimos el hotel Ritual El Palmar, inaugurado este año. Este hotel con vistas al mar se encuentra ubicado entre colinas en la pedanía La Muela a 10 minutos en coche de Vejer de La Frontera y a unos pocos minutos más de las playas de El Palmar, Caños de Meca y Conil.

El hotel pertenece al grupo Ritual con hoteles en Torremolinos, Sevilla,

Es el primer hotel LGTB de la provincia de Cádiz pero muy heterofriendly, ideal para parejas. También puedes llevar al hotel tu mascota.

Las vistas desde la montaña donde se encuentra el hotel a la costa y las playas son increíbles, pudiendo disfrutar de las puestas de sol sobre el Atlántico.

Las habitaciones son muy cómodas y confortables, con balcón privado, WIFI, TV satélite, minibar y servicio de habitaciones.

El hotel dispone de una piscina tipo infinity con vistas a la playa de El Palmar, un spa completo con sauna finlandesa y baño turco además de jacuzzi. Para los más deportistas también pueden ejercitarse en el área de fitness.

El buffet del desayuno es delicioso y muy variado, pudiendo disfrutar de las vistas de la terraza. Si queremos comer o cenar en el hotel la comida también es muy buena.

2018-11-07_19-18-14

Descubriendo Thailandia – Bangkok

Primero quiero aclarar que no soy un experto conocedor de Thailandia, únicamente he estado una vez en el país  y quiero contaros mi experiencia. Sobre Thailandia esperaba una versión asiática de mi amada Costa Rica con mucha selva y playas tropicales (sé que nunca hay que comparar destinos, pero me resulta inevitable). Algo así encontré pero con una naturaleza bastante menos protegida aunque también con muchos monumentos y una cultura muy interesante, vida nocturna y una capital Bangkok, vibrante.

Bangkok pasó a ser la capital del antiguo reino de Siam (como se conocía antiguamente a Thailandia) en el año 1768 después de la quema de la antigua capital, Ayutthaya

Bangkok es una megaciudad de 12 millones de habitantes. A diferencia de Singapur, resulta caótica y desordenada pero es una ciudad llena de energía y que invita a conocerla. Es una ciudad segura y por la que se puede pasear tranquilamente día y noche.

Cómo llegar a Bangkok por avión

Tenemos dos aeropuertos, el más nuevo y grande es el Aeropuerto Suvarnabhumi (código IATA BKK) y es donde llegan las principales aerolíneas internacionales, por lo que si llegamos desde Europa es lo más probable que lleguemos a este aeropuerto. En el otro aeropuerto Don Mueang (Código IATA DMK) suelen operar aerolíneas low-cost volando a destinos nacionales y algunos internacionales asiáticos.

Desde varias ciudades europeas hay vuelos directos a Bangkok de unas 11 horas de duración. La alternativa pasa por hacer escala en Dubai o Doha.

Dónde alojarse

En nuestro caso nos alojamos en el hotel Millenium Hilton Bangkok junto al rio que cruza la capital – el Chao Phraya. Este hotel ofrece muy buenas vistas de la capital, sin embargo es cierto que la mayoría de sitios a visitar están al otro lado de la orilla y tendrás que cruzar el río utilizando una de las numerosas embarcaciones disponibles o bien en coche – taxi a través de los puentes. El hotel Hilton ofrece todas las comodidades para el visitante, excelente desayuno, piscina y bares con vistas, restaurantes, etc

Al otro lado del río recomendaría cualquier de los hoteles cercanos al barrio de Silom. En esta zona hay hoteles para todos los presupuestos y gustos.

img_0064

El Gran palacio de Bangkok

Fue la residencia oficial de los reyes de Thailandia desde el siglo XVIII a mediados del siglo XX y en él se encuentra el tempo del Buda Esmeralda, una figura de tan sólo 45 cm de altura que resulta ser el mayor icono religioso del país.

Nosotros no pudimos visitar el palacio porque se encontraban preparando los funerales del rey Rama IX. En Thailandia sienten una gran veneración y respeto por la figura del rey, por eso resulta fácil encontrar imágenes del monarca en cualquier lugar.

Wat Pho – Templo del Buda reclinado

Junto con el Gran Palacio es una de las principales monumentos de la ciudad. En su interior se encuentra una figura de Buda realizada en pan de oro de unos 46 metros de largo y 15 de alto. En el mismo complejo hay varios templos muy interesantes para visitar.

Wat Arun – Templo del Amanecer

Este templo budista, a las orillas del rio, se encuentra en la orilla opuesta al Gran Palacio, está hecho con conchas marinas y trozos de porcelana.

Mercados flotantes y recorrido por el rio

Recorrer el rio Chao Phraya en barca y adentrarse en sus numerosos canales también resulta de visita obligada. A través de estos canales también podemos llegar a uno de los mercados flotantes.

img_01601

Bangkok de noche

Muchos hoteles ofrecen miradores – restaurantes y Sky bars para disfrutar de la vista nocturna de Bangkok y es algo que no os podéis perder.

También vale la pena conocer la noche más canalla y desenfadada que rodea la zona de Patpong en el barrio de Silom

img_0066

Excursión a Ayutthaya

Es una de las típicas excursiones de un día completo que se pueden contratar desde Bangkok, visitando la antigua capital del reino de Siam y su templos.

Normalmente se suele ir en bus y se regresa realizando un crucero por el rio hasta Bangkok

Costa Rica – Segunda parte

Algunas curiosidades de Costa Rica

Para indicar una dirección no utilizan el nombre de la calle y número, sino que utilizan expresiones como “a 200 metros al sudeste del Fresh Market”, donde cada 100 metros corresponden a una manzana y el punto de referencia puede ser desde un árbol, una iglesia o una tienda.

Atenas, Cartago, Grecia, Westfalia, Florencia etc, son nombres de ciudades o pueblos en Costa Rica que sorprenden al europeo al leer las indicaciones en los mapas de carretera.

Diccionario:

  • Pura vida! = Expresión coloquial para saludar o despedirse, asociada al estilo de vida de Costa Rica
  • Tico/Tica = Hombre/Mujer Costarricense
  • Bomba = Gasolinera, estación de servicio
  • Mae = Tío (coloquial), Pura vida Mae! (= Hola tío!)
  • Nica = Nicaragüense (despectivo)
  • Gallo Pinto = Arroz con frijoles, se suele comer con cualquier comida, aunque es más habitual en el desayuno
  • Natilla = crema agria
  • Natural = Bebida hecha a base de concentrado de pulpa de frutas muy diversas, pregunta en cualquier sitio “qué tienen de natural?”
  • Cabinas = Mini hoteles low-cost donde, similar a lo que podría ser un motel
  • Pulpería = Colmado, tienda pequeña de alimentación
  • Brete = trabajo, bretear = trabajar
  • Soda = Bar pequeño
  • Presa = atasco de tráfico

El español de Costa Rica tiene muchas similitudes con el argentino, utilizan el voseo.

10 términos que escuchará en Costa Rica

Diccionario de Costa Rica

Cómo son los ticos – costarricenses

Costumbres ticas

Rio Celeste y Bijagua

En el norte del país encontramos dentro del parque nacional Volcán Tenorio, Rio Celeste. Según una leyenda cuando Dios terminó de pintar el cielo lavó los pinceles en este rió. Sin embargo parece ser que el color celeste se debe a un efecto óptico producido por la dispersión de la luz solar debido a la alta concentración de silicatos de aluminio. Recomiendo la visita al parque para conocer el río. Dentro del parque no se permite bañarse en el río.

A unos 20 minutos en coche la tranquila localidad cercada de Bijagua de Upala también puede ser un sitio para visitar, se encuentra junto al parque nacional Volcán Miravalles. Desde Bijagua, si regresamos por carretera hacia el centro del país por Cañas, en la época seca pasaremos del verde de los bosques a un pasaje similar a la sabana Africana, y es que Costa Rica es un país de contrastes.

Recomendaciones:

  • Hotel Rio Celeste Hideaway, un hotel precioso con acceso directo y privado a Rio Celeste
  • En Bijagua hospedarse en una de las cabañitas de Cataratas Bijagua Lodge y hacer la excursión de la catarata y el safari nocturno que organiza una familia local para descubrir toda la fauna nocturna (Ranas, serpientes, insectos, …)

Limón y Parque Nacional Cahuita

Desde Bijagua o Rio Celeste tenemos que conducir varias horas para llegar al otro lado del país, a la ciudad de Limón. Es el puerto más importante del caribe costarricense. Desde el punto de vista turístico recomiendo visitarlo únicamente si tenemos tiempo de sobra y curiosidad de ver cómo se embarcan las piñas hacia Europa. Sino tenemos tiempo de sobra continuemos hacia Cahuita y Puerto Viejo.

A medio camino entre Limón y Puerto Viejo encontramos el parque nacional de Cahuita donde vale la pena hacer una parada, caminar por el parque entre manglares y bosque tropical y, si es posible hacer snorkel para nadar entre peces tropicales, corales y tiburones.

Si queremos degustar la autentica comida criolla podemos comer en el restaurante Miss Edith’s, todo lo contrario al fast food, no vayáis con prisas y disfrutad de la comida.

Puerto Viejo de Talamanca

Si tuviera que elegir un único lugar de este maravilloso país me quedaría con Puerto Viejo (de Talamanca, hay otro Puerto Viejo en Costa Rica). Gran parte de la trama de los libros de Jose María Mendiluce sucede en esta localidad del Caribe costarricense. Como ya he comentado no esperéis aguas azul turquesa pero sí playas semi desiertas y paradisiacas. Totalmente recomendable alquilar una bicicleta y recorrer todas las playas de la zona hasta el mirador de Punta Manzanillo. Hay que tener precaución con las corrientes en las playas, normalmente están señalizadas.

El ambiente nocturno en Puerto Viejo anima a salir a cenar y a tomar una copa con música reggae de fondo.

Recomendaciones:

San José de Costa Rica

Si nos sobra tiempo antes de regresar a nuestro país de origen podemos aprovechar para conocer la capital del país – San José – y hacernos una idea de cómo son las capitales centroamericanas. El tráfico puede ser bastante caótico y con muchas presas (“atascos”). No esperes grandes tiendas en el centro como en Europa – los comercios se han desplazado a los centros comerciales de las afueras que rodean la capital.

Qué podemos visitar en San José:

Y para terminar

Todavía me quedan muchos lugares por conocer de este bello país como Tortuguero o la zona del Pacífico Sur y muchos de los volcanes y parques naturales. En Guanacaste tenemos los resorts más turísticos, por eso no he ido pero también deben haber playas muy bonitas. En otro viaje me gustaría llegar a Bocas del Toro – Panamá cruzando la frontera desde Puerto Viejo. También me gustaría conocer ciudades como Cartago, la antigua capital del país.

Pero os querría pedir que si visitáis este país respetéis la naturaleza y el medio ambiente para que siga conservado y sin masificar. Todo el mundo tiene el derecho de viajar y conocer lugares pero el turismo de masas acaba con la belleza de muchos lugares. Mantengamos Costa Rica libre de la masificación.

Pura Vida!

img_2745

Costa Rica – Primera parte

Tengo que confesar que me resistía a publicar este post. Amo Costa Rica y temo que se vea masificado turisticamente como está pasando en tantos destinos del mundo como Barcelona, Venecia, Mallorca o las playas exóticas de Thailandia y Filipinas.

Y es que precisamente las playas de Costa Rica, sin ser aguas azul turquesa como las de las islas Phi Phi o República Dominicana, todavía permiten disfrutar del lujo que significa estar en una playa desierta sin masificación. Y eso es lo que me gustaría que se preservara en este país centroamericano, la democracia más antigua de la región y con leyes de protección medioambiental que deberían ser ejemplo de otros destinos.

Me sorprendió aprender que no hace tanto Costa Rica fue capaz de darle la vuelta a la situación de ser el país con más alta tasa de deforestación de América a ser uno de los mejores destinos turísticos de aventura y naturaleza con un alto grado de protección y conservación del entorno.

Por favor si visitas Costa Rica respeta la naturaleza del país y no esperes resorts de sol y playa como en otros destinos del Caribe. Si te apetece desconectar en una playa con chiringuitos y diversión cerca tienes otros destinos seguramente más económicos que Costa Rica y accesibles a través de un paquete turístico de sol y playa caribeños.

He estado 7 veces en el país y sin duda ocupa un lugar muy importante en mi corazón. Quiero agradecer a mi buen amigo tico Gio Solano el haberme enseñado a amar este país.

Para los que os querais inspirar sobre Costa Rica recomiendo los libros de Jose María Mendiluce ambientados en el país y con protagonista barcelonesa. Sin embargo habla de una Costa Rica menos turística y más salvaje que en la actualidad. Aquí tenéis los enlaces a Amazon, curiosamente se vende en un pack de 3 libros junto con una guía de Costa Rica.

Para los que os queráis ahorrar la guía, aquí van mis recomendaciones para Costa Rica:

Cuando ir – Estaciones seca y lluviosa

Olvidemonos los europeos de nuestras 4 estaciones para visitar Costa Rica. Los ticos (así se llaman los costarricenses) llaman “verano” a la estación seca de diciembre a abril e “invierno” a la estación lluviosa el resto del año. Por supuesto el verano se considera temporada alta y con más turismo, aunque si somos dado a la aventura no sea tan mala idea visitar Costa Rica en su invierno lluvioso. Recomiendo leer este artículo sobre este tema y decidir en función de nuestra disponibilidad también.

Cómo llegar (y moverse) en avión – SJO y LIR

El aeropuerto de la capital San José (SJO – Aeropuerto Juan Santamaría, no confundir con SCJ, San José en California – USA) es el mejor conectado con Europa. Antes sólo volaba Iberia diariamente desde Madrid y Condor desde Frankfurt y Munich, pero en los últimos años, debido a la popularidad del destino han empezado a volar las otras grandes aerolíneas europeas como British (London Gatwick), Air France (París), Lufthansa (Frankfurt) y Edelweiss (Zurich). Atención al aterrizaje de los aviones más grandes en la corta pista del aeropuerto SJO, los pilotos tienen que echar mano de los frenos para no salirse de la pista (esto mejor que no lo lean los que tienen miedo a volar o a los aterrizajes).

El otro aeropuerto internacional está situado al norte del país, en Liberia (LIR) a donde vuela TUI desde Londres y muchas compañías estadounidenses. En la zona de Liberia es donde tenemos lo más similar a los resorts de sol y playa en el lado del Pacífico. No conozco la zona porque no me interesa acercarme a ese tipo de resorts que ya he visto en otros destinos.

En el regreso tendremos que pagar una tasa de salida en el aeropuerto aunque últimamente muchas aerolíneas ya incluyen esta tasa en el billete. Conviene informarse nada más llegar al aeropuerto el día de salida.

El vuelo directo desde Europa, sin contar conexiones, suele durar unas 12 horas casi, por lo que llegaremos cansados y recomiendo descansar una noche cerca del aeropuerto de San José. Cerca del aeropuerto hay varios hoteles y empresas de rent-a-car. Con el jet-lag desde Europa, será fácil despertarse de madrugada hasta para los más dormilones. Por ejemplo el vuelo de Iberia desde Madrid suele aterrizar en San José sobre las cuatro de la tarde pero para los europeos serán ya las doce de la noche, ideal para irse a la cama en un hotel cercano. Un hotel que conozco es el Marriot Courtyard aunque hay muchos más en la zona del aeropuerto. No esperéis ver jungla tropical nada más salir del aeropuerto. Veréis carreteras bastante saturadas en horas punta, centros comerciales modernos y eso puede que os produzca un bajón inicial al llegar pero tened un poco de paciencia.

Además de conocer el país en coche, es posible hacerlo en las avionetas de Nature Air, partiendo desde los aeropuertos de San José y Liberia, aterrizando en aeropuertos mucho más pequeños a lo largo y ancho del país. A diferencia de ir en coche, en menos de una hora podemos estar en cualquier extremo de este pequeño país. En estos aeropuertos también se suele pagar una tasa aeroportuaria no incluida en el billete.

Horarios y precios

En Costa Rica amanece y anochece más pronto todo el año comparado con España. También se come y se cena más pronto que en España, en un horario parecido al centroeuropeo.

Gracias al jetlag podremos empezar las actividades bastante pronto, no más tarde de las 9AM como las visitas a los parques. También después de comer, dependiendo de la época del año suele caer un chaparrón de lluvia tropical.

Para salir de la capital San José y evitar sus caóticos atascos, recomiendo salir muy de madrugada con la ayuda de Google Maps.

Costa Rica no es un destino barato, los precios son similares o incluso superiores a los de España. La moneda local es el Colón (CRC) y se puede cambiar dinero nada más llegar al aeropuerto. Hay cajeros automáticos por todo el país y se puede pagar fácilmente con tarjeta de crédito.

Recorrer en coche el país

La capital San José, está en el valle central del país y los sitios a conocer suelen estar entre 3 y 5 horas en coche, las carreteras han mejorado mucho en los últimos años aunque recomendaría precaución a la hora de conducir en un país nuevo.

San José como ciudad tiene poco interés y únicamente recomiendo visitarla el último día del viaje si tenemos tiempo de sobra.

Yo suelo alquilar el coche en Europcar al lado del hotel Marriot Courtyard. Ofrecen traslado gratuito desde/hacia el aeropuerto. Mejor llegar con la reserva ya hecha desde Europa, no vaya a ser que no tengan disponibilidad de coches.

Recomiendo alquilar también un router MIFI para disponer de Internet durante el viaje y orientarnos – sobre todo para salir del área metropolitana de San José – con Google Maps o Waze. Sorprende la buena conectividad a Internet con 4G que hay en todo el país y en los lugares más recónditos y salvajes, aunque en algunos pocos lugares podemos encontrarnos sin cobertura. En casi todos los restaurantes y hoteles se ofrece WIFI gratis.

Alternativas motorizadas para conocer Costa Rica son recorrerlo en plan mochilero con autobuses que salen del centro de San José, o bien reservar transfers privados o con un circuito organizado a lo largo del país.

Para hacerse una idea del país aquí tenéis un mapa con los parques nacionales.

Un posible recorrido en coche puede ser:

  • 1er día – Volcan Poas
  • 2 días en Manuel Antonio y Punta Ballena
  • 2 o 3 días recorriendo la península de Nicoya, con base en Santa Teresa – ambiente surfero, cruzando en ferry desde el puerto de Puntarenas (naviera propiedad del grupo mallorquín Barceló Hoteles)
  • 2 días en Río Celeste y Bijagua – en el norte del país cerca de la frontera con Nicaragua
  • 2 días en Volcán Arenal – Recomiendo las actividades de SkyAdventures
  • 1 o dos noches en Tortuguero
  • 1 noche en Siquire para practicar rafting
  • Para finalizar varias noches en Puerto Viejo y, si hay tiempo cruzar la frontera con Panamá (no podremos hacerlo con el coche de alquiler) hasta Bocas del Toro

Manuel Antonio

En esta zona del pacífico tenemos que visitar el parque nacional del mismo nombre. Recomiendo contratar un guía local en la entrada del parque para poder ver y conocer mejor la flora y fauna local. No nos olvidemos del bañador para poder disfrutar de las playas dentro del parque. Ojo con los mapaches que intentarán robarnos cualquier cosas que dejemos a la vista.

Todavía no he estado pero recomiendo visitar las cataratas de Nauyaca en Dominical por las fotos que he visto de amigos. Se puede ir en coche desde Manuel Antonio.

Recomendaciones:

  • Hotel El Parador, cinco estrellas, lujo, vale la pena. Ofrece traslados gratuitos hacia las playas cercanas y el parque. Excelente desayuno con vistas. No dejéis de probar las patatas fritas en el bar junto a la piscina.
  • Más económico pero con espectaculares vistas y buena relación precio/calidad Hotel Costa Verde
  • Para el público LGTBI, tenemos el Hotel Villaroca. A pesar de ser un país muy católico Costa Rica es un país muy respetuoso con la diversidad sexual. Sin embargo no os penseis que las playas o el ambiente sean como los de Mykonos o Sitges.
  • Para tomar algo a cualquier hora del día y tomar el excelente café costarricense tenemos Café Milagro pero las vistas son mejores en Emilio’s cafe
  • Tenemos multitud de restaurantes con comida típica a lo largo de la carretera que lleva al parque con buena relación precio calidad

Volcan Arenal

Si imaginamos un volcán sin duda se parecerá mucho al Volcán Arenal, diría que es modelo típico de lo que consideramos un volcán. Además resulta que sigue en activo y ha dado algún susto a las poblaciones cercanas.

Recomendaciones:

  • Realizar algunas de las actividades de aventuras organizadas por Sky Adventures. Recomiendo hacer un mix y no únicamente la tirolina / canopy.
  • Alojarse en el hotel Arenal Paraíso Resort con su propio circuito de aguas termales al aire libre
  • Visitar la catarata de La Fortuna (ojo con las escaleras de bajada) y la localidad del mismo nombre
  • Desde La Fortuna también podemos contratar una bajada en rafting de lo más recomendable

Costa Rica – Segunda parte