Manejando tu marca personal en la búsqueda de empleo

El inicio de año suele ser un buena época para conseguir un nuevo puesto de trabajo. Después del “parón” de las fiestas navideñas que, en países como España, puede alargar hasta la semana del 7 de enero, muchas empresas comienzan nuevos proyectos y necesitan contratar a principios de año.

Aquí quiero contaros un poco mi experiencia y cómo manejo mi “marca personal”. No me considero un experto en temas de marca personal – es más, seguro que tengo mucho que aprender y cambiar – pero quizás algo de lo que comento aquí os pueda servir de ayuda. Por si acaso incluyo algunos enlaces a artículos de expertos en el tema al final de este post.

Trabaja tu producto primero

Dicen que tu imagen es lo que otros opinan de ti cuando no estás delante. Y creo que tienen razón. La imagen que otros tienen sobre ti depende sobre todo de tu producto, es decir, tu mismo y tu experiencia profesional a lo largo de los años.

Antes que la marca es fundamental que tengas un buen”producto”. Y el producto eres tu mismo, qué sabes y hacer, cómo lo haces y qué resultados consigues. Hablando de uno mismo se trata de tener una buena formación, tener experiencia y conocimiento y trabajar bien. Conseguirás esto cuando puedas dar referencias sobre ti, gente que dé la cara por ti y pueda recomendarte.

Por supuesto tienes que conocer tu producto (conocerte a ti mismo) con sus puntos fuertes y debilidades, situación frente a la competencia y conocer el precio de mercado de productos similares al tuyo.

Una vez confirmado que tenemos un buen “producto” tenemos que definir y promover la marca, diferenciándote de los competidores y hacer que tu producto llame la atención. Y este aspecto es donde fallamos muchos en el sector informático – IT: tenemos un buen producto que no sabemos vender, nos falta “marketing personal”.

Trabaja tu marca personal mucho antes que la necesites

Tenemos que tener nuestra marca bastante trabajada y pulida antes que realmente la necesitemos para una promoción o un cambio de trabajo. Resulta mucho más complicado si preparas tu marca en el último momento, cuando te urja encontrar un nuevo trabajo, aunque no imposible.

Cuando vemos que empezamos a tener un buen producto es el momento de ponerse manos a la obra con la marca y, como el producto, es algo que tenemos que trabajar en el día a día, sin descuidarlo, cuidándolo y dándole brillo.

Tu Currículum y perfil en LinkedIn

Tu perfil en LinkedIn es más importante que tu currículum (CV), pero claro necesitas un buen CV para empezar con con LinkedIn. Hoy en día la mayoría de empresas de selección buscan a través de esta red social.

Te recomiendo que, salvo contados casos, prepares tu CV en inglés, llegarás a más gente salvo que aspires a un puesto de trabajo donde lo fundamental sea el conocimiento de otras lenguas diferentes al inglés. Si te cuesta mucho redactar un buen CV te pueden ayudar servicios como TopCV aunque tienen un coste y tengo mis dudas que alguien mejor que tu pueda redactar tu propio CV.

Respecto al diseño del CV – seamos sinceros – cada vez leemos menos – por eso una buena imagen, es fundamental para que tu CV destaque frente a otros. Recientemente un conocido me ha ayudado mucho a mejorar la estética e imagen de mi CV. Me ayudó a incluir los logos de las empresas donde trabajé, universidades, etc haciéndolo mucho más atractivo visualmente. Si buscas plantillas de CV modernas y atractivas puedes conseguirlas aquí.

Los más innovadores incluso pueden optar por un video – CV publicado en YouTube, presentándose a sí mismos y su experiencia profesional. Quizás la desventaja del vídeo frente al texto es que muchos reclutadores tienen herramientas automáticas de búsquedas de perfiles que, por ahora, dudo que funcionen muy bien con el vídeo.

Destaca en tu CV siempre lo último que has realizado – poco importa lo conseguido hace 10 años – sobre todo en cuanto a logros en proyectos, presentaciones, productos, formación, etc.

Con el CV listo puedes crear tu perfil en LinkedIn ya que se trata de alto muy parecido. Una vez creado tu perfil, empieza a conectar con conocidos y gente de tu sector profesional. Recuerda que LinkedIn no es Facebook y se presupone un trato más formal, correcto, y profesional.

Quizás yo esté pecando de publicar en LinkedIn posts sobre temas menos profesionales como por ejemplo viajes, pero también es verdad que busco oportunidades en el sector turismo e IT y también es una forma de demostrar otras competencias como la capacidad de comunicar o el manejo de redes sociales y darle un toque humano al perfil profesional. También es bueno demostrar que no somos únicamente “maquinas de trabajar” y que tenemos otros intereses y aptitudes que pueden resultar un buen complemento a tu perfil profesional.

Igual que en tu CV debes destacar cómo contactarte (email, teléfono) no olvides incluir también un enlace a tu perfil en LinkedIn – Como por ejemplo linkedin.com/in/adimerzbach

No olvidar otros canales

En España parece que, en cuanto a búsqueda de empleo, todo se maneje a través de LinkedIn e Infojobs.net. Sin embargo en otros países funcionan también otras redes sociales profesionales y portales de búsqueda de empleo. Por ejemplo Xing.com es una alternativa a LinkedIn en países germano parlantes.

Y fuera de España sorprende la cantidad de portales de búsqueda de empleo que hay alternativos a Infojobs.net. Si buscamos en un país en concreto conviene informarse de qué portales funcionan mejor. También hay portales especializados para determinados perfiles de empleo – por ejemplo experteer.com para perfiles más senior y – mejor pagados.

También si tenemos un blog personal y perfiles en redes sociales públicos (Facebook, Instagram, etc) debemos pensar qué dicen de nosotros y cómo contribuyen o destruyen nuestra marca personal de cara a la búsqueda de empleo.

Debemos buscar en google por nuestro nombre y apellidos y ver qué sale y cómo puede afectar positiva o negativamente a nuestro objetivo

Un blog personal bien tratado puedo ayudarnos a reforzar nuestra marca personal y demostrar competencias. Con mi blog adimerzbach.com he conseguido posicionar en primer lugar mi blog y artículos en Google cuando alguien busca por mi nombre.

La importancia del “boca a boca” y los contactos personales

Sin duda una de las mejores formas de conseguir un trabajo es a través de los contactos y el “boca a boca”.

Por eso mismo es importante tener y “cuidar” una buena agenda de contactos profesionales y no sólo tirar de ellos cuando realmente lo necesites en la búsqueda de empleo.

Si tienes un buen “producto” tus contactos pueden ser la mejor forma de conseguir un trabajo.

Aprovecha tu tiempo libre y acude a seminarios, foros, presentaciones de productos, etc donde puedes retomar o hacer nuevos contactos – lo que se conoce como “networking”.

Resulta fundamental que tus contactos se enteren de que estás disponible buscando un nuevo trabajo. Por lo que un email informándoles, un mensaje a través de LinkedIn o una publicación en tu blog sobre tus próximos objetivos puede ayudar con esto.

Aunque todavía algunas empresas solicitan una carta de presentación junto al CV algunos piensan que esto está algo anticuado. Puedes utilizar el mismo texto que utilizarías en una carta para un email de presentación o quizás una entrada en tu blog para hacerlo llegar a tus contactos.

Ten en cuenta que, en el proceso de selección, algunas empresas te pedirán referencias y ahí es donde tendrás que tirar de tus contactos para que hablen bien de ti. Ojo – si tus contactos de referencia destacan tanto tus puntos fuertes como tus áreas de mejora se verán como referencias más sinceras y honestas.

Avisa siempre a tus contactos de referencia antes de que las empresas contacten con ellos directamente y pídeles permiso para compartir sus datos de contacto (normalmente email y teléfono personal).

Contactos de referencia pueden ser antiguos jefes tuyos, compañeros de trabajo e incluso miembros de tu antiguo equipo de trabajo. Generalmente se le da más valor a las referencias de antiguos jefes tuyos.

Conclusiones

  1. Antes de preocuparte por tu marca personal asegúrate de tener un buen “producto”. Conoce tus puntos fuertes y débiles.
  2. Cuida tu marca personal antes de que le vayas a necesitar. Es un trabajo continuo mantener una buena imagen de marca.
  3. Actualiza tu perfil en LinkedIn periódicamente junto con tu CV
  4. Vigila tu reputación on-line buscando en Google por tu nombre. Aporta contenido a tu perfil en LinkedIn compartiendo artículos, conocimiento, etc
  5. No descuides los contactos personales, el networking, el boca a boca
  6. Asegúrate de tener personas que puedan ser contactos de referencia tuyos
  7. Da a conocer a través de LinkedIn y otros canales que estás buscando un nuevo empleo

Algunos enlaces muy interesantes sobre el tema:

No-Trust Infrastructures

La forma tradicional de implantar sistemas IT se ha basado en tener una red interna de confianza considerada “segura”, protegida por uno o varios firewalls y capas de seguridad. Fuera de esta zona, teníamos Internet público y la zona de red insegura.

En la zona segura teníamos hospedados nuestros servidores y sistemas críticos, con sus bases de datos, directorios, datos críticos, etc.

Sin embargo cada vez resulta necesario, por no decir imprescindible conectar nuestros servidores y sistemas internos de la zona segura con el mundo exterior para conectarlos a servicios en el cloud público, APIs, microservicios, etc. Y todos estas conexiones externas han convertido a los firewalls en auténticos “quesos de gruyere” con tanta conexión abierta.

Lo mismo sucede con los equipos de usuario final como PCs, Smartphones o Tablets: Aunque sean equipos de empresa la mayoría de las veces se conectan directamente a Internet desde fuera de la oficina. Ya no sirve que los protejamos suponiendo que se conectarán siempre a través de un proxy o un firewall para acceder a innumerables servicios que, en la mayoría de casos, también son accesibles únicamente a través de Internet público.

Y lo mismo sucede con otros elementos de infraestructura como switches, access points, sensores IoT, impresoras, etc – todos requieren cada vez más conectividad con servicios accesibles por Internet fuera de la red interna de la empresa.

La solución a esto implica un cambio de paradigma y en lo que se basa la filosofía de infraestructura “no-trust”: Ya no podemos distinguir en una zona de red segura y confiable y otra insegura. Debemos considerar todas las redes y sistemas no confiables y preparar la infraestructura y los sistemas para ello.

Cómo securizar las infraestructutras “No-trust”

  1. Securizar cualquier sistema (“Hardening”) desde su puesta en marcha: Ya no podemos esperar a la puesta en producción para securizar los sistemas. El “Security by design” se debe aplicar desde el primer momento que se pone en marcha cualquier sistema
  2. Hacer accesibles a los sistemas únicamente a través de conexiones cifradas y securizadas: SSL / TLS, IPSec, doble factor de autenticación, etc
  3. Cifrar los datos
  4. Parchear continuamente los sistemas. Ya no podemos espesar semanas a securizar los sistemas. Se deben parchear tan pronto como se puedan y se publiquen las vulnerabilidades. Si tenemos externalizada la administración de sistemas debemos asegurar que nuestro proveedor lo cumple por contrato
  5. Retirar inmediatamente los sistemas que no se utilicen

En definitiva debemos diseñar la seguridad de nuestros sistemas, aunque sean internos, para que puedan exponerse a Internet.

Por supuesto por temas de compliance y normativas (PCI-DSS, GDPR, etc) puede ser que aun así tengamos que proteger los sistemas en “burbujas” especiales con una protección dedicada.