Microsoft Teams – ¿ Sustituto del e-mail?

Hace años vengo escuchando propuestas de herramientas hechas para sustituir al correo electrónico y hacer una vida más fácil a las personas que sufren con bandejas de entrada desbordadas.

Yo suelo clasificar a los usuarios del correo electrónico en dos tipos:

  1. Los que tienen su bandeja de entrada controlada y normalmente con pocos correos

    sin leer o pendientes de contestar. En este grupo me incluyo. Probablemente seamos unos maniáticos que sufrimos ansiedad al ver el contador de la bandeja de entrada en Outlook o en el móvil con decenas de emails pendientes. Lo he hablado con algunos amigos y me alegra saber que no soy el único que sufre este trastorno

  2. Aquellos que tienen su bandeja totalmente desbordada con cientos o miles de emails pendientes de leer y probablemente alguno importante sin contestar. Seguramente están en el lado correcto y los de la bandeja de entrada a cero seamos unos “psicópatas del e-mail”
email_counter
Ver algo así me suele poner muy nervioso

Normalmente son los del segundo grupo los que piden y buscan una herramienta para acabar con su caótica bandeja de entrada aunque a los del primero también nos venga bien algo así.

Desde hace ya varios años en la empresa donde trabajo somos usuarios bastante satisfechos de Microsoft Office 365. Además, como 365 nos ofrece buzones de correo de decenas de GBytes, el tener el correo desbordado ya no supone un problema de almacenamiento. Qué lejos quedan ya IBM – Lotus Notes o los servidores locales de Exchange y tener que hacer limpieza de mails antiguos para solventar el problema de cuotas sobrepasadas… creo que me estoy haciendo mayor 😉

Inicialmente pensamos que herramientas de “Enterpise Social Collaboration” (léase un Facebook para el curro) como Microsoft Yammer o SAP JAM podrían solucionar el eterno problema del correo electrónico pero creo que no es el caso, es más, según como tengas configurados los aviso en estas herramientas, lo empeora cuando recibes un mail cada vez que fulanito ha hecho un “like” en algún comentario. Además la gente tiende a utilizar estos canales como un chat interminable de conversaciones individuales para las cuales convendría utilizar Skype o el propio correo electrónico.

Por este motivo recomiendo mucho leer y compartir el artículo “Microsoft Teams, Office 365 Groups, SharePoint, Yammer… What Should I Use, and When?” que explica muy bien y de forma sencilla cómo utilizar las herramientas de Office 365 en función de la audiencia, el tono y la velocidad de la comunicación.

También recomiendo – antes que entrar en interminables discusiones electrónicas – retomar algo tan básico con una conversación cara a cara o una llamada telefónica o por Skype, siempre que se pueda. Pero cuando hablamos de colaboración en empresas cada vez resulta más frecuente trabajar en equipos distribuidos en varios países y probablemente con diferentes zonas horarias, por lo que también necesitamos herramientas de colaboración asíncrona.

Desde hace unas semanas me he propuesto explotar al máximo Microsoft Teams, que viene incluido en nuestro paquete de Office 365 pero que Microsoft también ofrece de forma gratuita desde hace poco para competir con Slack

Debo decir que Teams me ha sorprendido muy positivamente y por primera vez veo una herramienta que si no puede eliminar el email, al menos puede ayuda a reducirlo. He configurado varios equipos de Teams para distintos proyectos de esta forma:

  • Uso el panel de conversación de Teams como sustituto del email. Allí cuelgo la información que normalmente enviaría por email. Si me refiero a unas personas en concreto utilizo el tag @nombre o si quiero notificar alto a todo el equipo utilizo @team
  • Utilizando la integración con SharePoint puedo tener todos los documentos relativos al proyecto directamente en Teams, sin necesidad de tener una carpeta compartida en un servidor de ficheros. Además gracias a la sincronización que ofrece OneDrive puedo trabajar con los ficheros en mi PC o Mac y mover fácilmente ficheros o carpetas al repositorio Teams del proyecto
  • Incluyendo una ficha de Microsoft Planner para llevar el seguimiento de tareas de cada proyecto y asignarlas a los miembros del equipo a modo de panel Kanban. Obviamente Planner dista mucho de ser un sustituto de Microsoft Project, pero para la mayoría de proyectos con los que trabajo con Planner me basta. He tenido que utilizar algún truco debido a las limitaciones de Planner, como por ejemplo usar las “checkbox” de cada tarea para reflejar subtareas o dependencias con otras tareas.
  • Una de las cosas que me parece muy útiles es que puedo enlazar las tareas de Planner con los documentos que tengo guardados en Teams/SharePoint, con lo que la persona que vaya a trabajar en la tarea tiene a sólo un click de distancia los documentos que necesita
  • Enlazando con distintas fichas de Teams a las webs más importantes que va a utilizar el equipo durante el proyecto, por ejemplo un enlace a Confluence para documentar o a PowerBI para ver cómo evolucionan los KPIs
  • Además con Team podremos ir sustituyendo a Skype Empresarial ya que Microsoft está integrando las mismas funciones en Teams y acaba de anunciar que los dos productos están listos para fusionarse unificando audio/videoconferencias, mensajería instantánea e integración con la telefonía tradicional.

Otra cosa que quiero remarcar que el buen uso de Teams depende de lo organizado que uno sea: Si organizas todo en carpetas, clasificas los archivos por temas y carpetas en el SharePoint de Teams, etc será más fácil para el resto del equipo encontrar la información.

En definitiva no creo que Teams elimine el correo electrónico pero como herramienta colaborativa puede solucionar muchas cosas y unificar en una sola herramienta lo que antes hacíamos con varias.